Jubilación Activa: Requisitos de acceso

 

El pasado 27 de mayo se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 9/2017, de 26 de mayo, por el que se transponen directivas de la Unión Europea en los ámbitos financiero, mercantil y sanitario, y sobre el desplazamiento de trabajadores.

Recordemos que, desde el 17 de marzo de 2013, se permite compatibilizar la percepción del 50% de la pensión de jubilación contributiva con la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena, a tiempo parcial o completo, o por cuenta propia.

Al trabajador se le exigen los tres siguientes requisitos para acceder a este tipo de jubilación:

a) Tener cumplida la edad ordinaria de jubilación, sin tener en cuenta bonificaciones o anticipaciones de la edad de jubilación que pudieran corresponder.

b) Aplicar un porcentaje del 100% sobre su base reguladora.

c) Que la actividad profesional que pretenda desarrollar se lleve a cabo dentro del sector privado.

El pasado 30 de mayo, el Tribunal Supremo (TS) desestimó el recurso de casación para unificación de doctrina interpuesto por el demandante contra la sentencia TSJ Asturias, que consideró que el mismo no tenía derecho a acceder a la jubilación activa cuando, al tiempo de causar la prestación por cumplir la edad de jubilación, tan sólo tenía 11.187 días cotizados y derecho a un porcentaje del 88’79% de la base reguladora.

La sentencia de contraste en un supuesto similar resolvió lo contrario y a quien tenía al alcanzar la edad de jubilación cotizaciones, también en el RETA, que le daban derecho a una pensión con un porcentaje del 91’07%, le reconoció el derecho a incrementar ese porcentaje con las cotizaciones de los seis años que efectuó después, mientras cobrara la pensión por jubilación activa del 50%.

Admitida la contradicción, la Sala de los Social del TS confirma la necesidad de acreditar el 100% de la base reguladora y, por tanto, desestima el recurso con base en los siguientes argumentos:

1. La norma que regula esta modalidad de jubilación exige que “El porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión causada ha de alcanzar el 100 por 100”. Los términos del precepto son tan claros que no dejan duda sobre tal exigencia.

2. El objetivo de esta medida es incentivar el trabajo más allá de la edad de jubilación estableciendo, al efecto, la posibilidad de compatibilizar trabajo y pensión, a la par que se mejora la pensión máxima reconocida, objetivo que no tendría sentido si el porcentaje del 100% se pudiera alcanzar con cotizaciones posteriores a la jubilación.

3. La solución que pretende hacer valer el recurrente es contraria al espíritu de la norma que persigue mejorar a quienes acreditando el máximo periodo de cotización se jubilan y siguen trabajando, pero no a quienes no reúnen el máximo periodo de seguro y pretenden alcanzarlo con cotizaciones posteriores a su jubilación.